psenci

Rozando la desesperación

Mi plaza de garaje es, digamos, complicada. El poder de las columnas es fuerte en ella, y si mi padre no logró alquilarla en su momento fue por algo, y es que los "interesados" no eran capaces de meter el coche en ella cuando mi padre les recomendaba probar antes.
Así que es lógico que le tuviera miedo cuando me saqué el carnet de conducir. Con el paso del tiempo creo haberle llegado a pillar el truco bastante bien, pero en mis comienzos tenía que hacer tal cantidad de maniobras para meter el coche que a veces consideraba hacer noche allí.
Ahora la cosa ha mejorado mucho, no suelo echar más de tres horas y cuarto.
En cualquier caso algo me ha seguido escamando: Las columnas. En numerosos momentos del pasado mi padre ha considerado necesario bajar a forrarlas con corcho blanco, ante la inseguridad que le da que yo aparque allí (no le culpo). Yo lo consideraba una tontería, podría tardar mucho en aparcar, maniobrar mucho, pero si algo tenía claro era que no rozaba el coche. Nunca.
Craso error.
Fue poner mi padre el corcho blanco y empezar a aparecer rozaduras y golpes en el mismo. A veces trozos enteros faltaban en las esquinas, justo donde, supuestamente, yo rozaba el coche. Las visitas esporádicas de mi padre al garaje terminaban con la correspondiente charla sobre "cómo es posible que estés rozando tanto el coche". Pero para mí eso no era lo peor. Para mí lo peor era el hecho de estar rozándolo sin darme cuenta. Las pruebas estaban ahí. Nadie más cogía el coche, nadie más aparcaba en esa plaza, y el corcho se iba rompiendo. No era magia. Obviamente yo rozaba el coche cada vez que aparcaba.
Sigh.
Así que hace unos días mi padre tuvo una nueva idea. Fue a mi plaza de garaje y, sin previo aviso, cubrió las esquinas de las columnas con tubos de espuma cortados a la mitad, y atados con cinta aislante. De ese modo no solo protegería aún más el coche, si no que además aparcar en la plaza sería parecido a estar dentro de un pinball. Quién sabe si el coche saldría despedido al tocar uno de esos bordes mientras sonaba "ding ding ding ding".
Bien. No me disgustó cuando lo vi. Aquello era a prueba de tontos, imposible de romper, imposible de estropear.
La sorpresa me la llevé ayer al bajar a coger el coche.
El tubo de espuma de la columna exterior estaba, de nuevo, rozado, roto, destrozado.
Me desesperé. ¿Cómo era posible? ¿Es que cuando volví con el coche me rocé de esa forma salvaje, destrozándolo, y ni siquiera me di cuenta? Era imposible. Jodidamente imposible.
Y sin embargo ahí estaba.
De nuevo. No era magia. Nadie más cogía el coche. Nadie más aparcaba allí.
Me subí al coche y arranqué el motor, resignado. Mi padre tenía razón. Era un conductor pésimo. Capaz de rozar el coche con todas las columnas del mundo sin darme ni cuenta. Sin sentir resistencia, sin oír el sonido de las defensas del coche arañando la pared.
Y entonces lo vi.
El tubo de la columna interior no solo estaba igual de destrozado, si no que además estaba medio arrancado de su posición. Y se me dispararon las alarmas.
Aquello sí que era imposible. Era imposible que en una sola maniobra rozara el coche con ambas columnas. Y menos provocando tales daños. Algo más estaba pasando allí, "alguna otra cosa" estaba haciendo todo aquello.
Mi torturado cerebro arrancó a funcionar al cien por cien de su capacidad, y todo cobró sentido.
En mi garaje hay un gato. No es una suposición, lo he visto de vez en cuando. Un gato negro que parece entrar y salir a voluntad con a saber qué propósitos.
Y esas marcas, esos roces, esos destrozos, no eran más que marcas de uñas. Por favor, se veía a simple vista, si no hubiese estado tan empeñado en que tenía que haberlo hecho yo lo habría visto. Es el gato del garaje. El gato del garaje lleva MESES destrozando el corcho blanco, y ahora ha decidido utilizar los tubos de espuma como rascador.
Pero lo más importante, el gato del garaje lleva MESES haciéndome creer que no sé ni aparcar el coche en mi plaza y haciendo que me convierta en un puñetero paranoico cada vez que tengo que coger el coche.
No sé si reír o llorar.
10409497_718917514837582_5044981712637339076_n
  • Current Music
    Macy Gray - I Try
  • Tags
you

Sentimientos

Paso las horas pensando en cómo me siento. Y no logro ponerle nombre. Creo que es porque alejo cada sentimiento de una patada. Muerdo, pataleo, y digo "No", y no dejo que nada vaya más allá.

"No, lo he hecho bien"

Cada sentimiento es un intruso. Me siento mal simplemente porque existan. Y me siento igual de mal por aplastarlos.
De las dos formas estoy haciendo daño. De las dos formas.

  • Current Music
    The Cure - There Is No If
  • Tags
psenci

Otro resumen más

Ups, aunque parezca mentira dada la cantidad de vídeos subidos, ando muy ocupado, señores. ¿Un pequeño secreto? Los grabo todos durante el fin de semana, que es el único momento en que tengo tiempo. Y por eso no he posteado hasta hoy.
Esta semana me he atrevido a comenzar con una serie de vídeos nueva, llamada "Probando probando", en la que probaré algunos videojuegos. Espero ir mejorando con el tiempo, como de costumbre. A ver si hay algo que os entretenga.

Probando probando - Episodio 1 - Realm Of The Mad God

The Binding Of Isaac - Episodio 15 - Carne Pestilente

The Binding Of Isaac - Episodio 16 - Hambre de Carne

The Binding Of Isaac - Episodio 17 - Redundante

The Binding Of Isaac - Episodio 18 - Guerra Cárnica

Call Of Cthulhu: Dark Corners Of The Earth - Episodio 5 - 803, Dock Street

Call Of Cthulhu: Dark Corners Of The Earth - Episodio 6 - Asalto a los Ultramarinos

Call Of Cthulhu: Dark Corners Of The Earth - Episodio 7 - Un Servicio de Habitaciones Deplorable

Call Of Cthulhu: Dark Corners Of The Earth - Episodio 8 - Jugando al Escondite

psenci

Segundo resumen semanal de vídeos

Otra semana llena de vídeos. De haber sabido que podían salir vídeos de hacer lo que ya hacía antes, me habría animado hace mucho tiempo.
¡Y he comenzado una nueva serie! Con el juego Call Of Cthulhu: Dark Corners Of The Earth. Aquí tenéis los episodios de esta semana:

The Binding Of Isaac - Episodio 11 - Especial San Valentín

The Binding Of Isaac - Episodio 12 - De malos comienzos...

The Binding Of Isaac - Episodio 13 - ...y buenos finales

The Binding Of Isaac - Episodio 14 - Regreso al Status Quo

Call Of Cthulhu: Dark Corners Of The Earth - Episodio 1 - Hace seis años...

Call Of Cthulhu: Dark Corners Of The Earth - Episodio 2 - La adorable ciudad de Innsmouth

Call Of Cthulhu: Dark Corners Of The Earth - Episodio 3 - Sigiloso como un mono

Call Of Cthulhu: Dark Corners Of The Earth - Episodio 4 - Batman sobre Innsmouth


Aún estoy empezando y agradeceré cualquier comentario o sugerencia, ya sabéis. Espero que algo de ello os entretenga unos minutos.

psenci

Primer resumen semanal de vídeos

Esta semana pasada he continuado subiendo vídeos de "The Binding Of Isaac", finalmente en HD. Parece que la cosa sigue, por ahora, lo cual me gusta.

The Binding Of Isaac - Episodio 5 - Cain Definition

The Binding Of Isaac - Episodio 6 - Como un espectáculo de malabares

The Binding Of Isaac - Episodio 7 - ¿Afortunado? Ja

The Binding Of Isaac - Episodio 8 - Mi querido Monstro y yo

The Binding Of Isaac - Episodio 9 - Nacido para perder

The Binding Of Isaac - Episodio 10 - El dependiente avaricioso

Y, si alguien me sigue en YouTube, le gustará saber (espero) que esta semana al fin habrá novedades. Comenzando a partir de dentro de unos minutos.
¡Gracias a quien me haya dedicado algo de su tiempo!
psenci

Lapsus diarios

Descanso de media mañana, tomando un café.
Cojo el sobre del azúcar, lo abro con cuidado, y dejo la tira de papel en el cenicero.
Inclino el sobre y echo el azúcar.
En el cenicero.

¡Con este ritmo no se puede pensar con claridad!
  • Current Music
    Yo La Tengo - Yellow Sarong
  • Tags
    ,